La tormenta de nieve “Hiba” azota los campos de refugiados de Líbano

La tormenta de nieve “Hiba” azota los campos de refugiados de Líbano

Desde el pasado martes, la tormenta de nieve “Hiba” está asolando Líbano. En algunas zonas las temperaturas llegan a alcanzar los -7º y la nieve está dificultando la ya debilitada actividad económica del país. Los campos de refugiados se están viendo muy afectados por las nevadas. En estos días tan difíciles, nuestros compañeros Ziad y Amer se encuentran desplazados en Líbano, en concreto en el área de Arsal, en plena frontera con Siria. Desde allí nos informan puntualmente de la dramática situación que están viviendo los refugiados que se encuentran en los campos donde trabaja URDA Spain.

Los refugiados combaten las fuertes nevadas en Líbano

Los profesionales de URDA Spain intentan ayudar a las familias que se encuentran en los campos de refugiados repartiendo cajas de comida, combustible para las estufas y mantas para combatir el frío invernal. En el área de Arsal muchas escuelas se han visto obligadas a cerrar y algunas carreteras están intransitables. La fuerte tormenta también ha afectado a la actividad comercial en el Valle de la Becá. Y en la zona portuaria de Tiro los pescadores han tenido que renunciar a salir a la mar. Las autoridades libanesas han recomendado a los habitantes de las montañas que no salgan de sus tiendas de campaña a menos que no sea estrictamente necesario.

Para los cientos de miles de refugiados, la inmensa mayoría de procedencia siria, que se encuentran en Líbano, las endebles tiendas se han convertido en su hogar y dentro intentan combatir las gélidas temperaturas con rudimentarias estufas. Las tiendas de campaña no dejan de ser estructuras levantadas con lonas de plástico y madera.

Desde el colapso financiero de 2019, en Líbano escasea el combustible diésel para las estufas y los cortes de energía son muy frecuentes, inutilizando los radiadores eléctricos. Muchos refugiados se las ingenian para quemar plásticos o ropa vieja para calentarse, con el consiguiente riesgo para su salud al inhalar emanaciones tóxicas o incluso de incendiar sus tiendas de campaña.

La situación de los refugiados ha empeorado con la tormenta de nieve

La tormenta de nieve “Hiba” ha empeorado aún más las difíciles condiciones en las que viven los miles de refugiados que se encuentran en Líbano. Las bajas temperaturas, las nevadas y las lluvias torrenciales han destruido numerosas carpas. El equipo de URDA Spain apoya a las personas refugiadas pero ante la gravedad de la situación los recursos escasean. La ayuda internacional es indispensable y las donaciones de particulares se hacen más necesarias que nunca. La zona de Arsal es el hogar de una de las mayores concentraciones de refugiados sirios que se encuentran en Líbano.

En la actualidad aproximadamente unas 50.000 personas procedentes de Siria se han instalado en los campos de refugiados de Arsal. Líbano, un país que ronda los 6 millones de habitantes, acoge 1,5 millón de sirios que huyeron de la guerra de su país, un conflicto que ya dura una década. La mayoría de los refugiados sirios que se encuentran en suelo libanés viven en unas condiciones de pobreza extrema.

En un país sumido en una profunda crisis económica, el impacto de la tormenta de nieve “Hiba” no ha hecho sino agravar aún más la dramática situación en la que viven los libaneses, y en concreto, los refugiados sirios.

Tú puedes ayudarnos a intensificar estos días la ayuda a los refugiados sirios haciendo una donación en este enlace.

Compartir #estáentumano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.