4 de agosto: Cuando vuelve el dolor, renace la esperanza

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Este año, agosto trae un triste recuerdo a las personas del Líbano. Para ser exactos, no puede considerarse un recuerdo, ya que la herida que se abrió hace un año aún no se ha cerrado. Lo cierto es que lo sucedido hace un año se han convertido en una realidad con la que muchas personas conviven todos los días.
 
El 4 de agosto de 2020 el puerto de Beirut, la capital libanesa, fue sacudido por una devastadora explosión que dejó un rastro de miles de muertos, heridos y desplazados. La explosión causó además la pérdida de una cantidad enorme de reservas de alimentos y existencias. 
 
 
Hoy, justo un año después, resurge el dolor en todos los libaneses y es obligado el recuerdo a las víctimas y a sus familias. Además hoy volvemos a transmitir nuestra condena más enérgica de aquel accidente criminal y deseamos con todas nuestras fuerzas que se juzgue a los culpables. 
 
Como organización humanitaria, URDA quiere renovar una vez más su compromiso con las personas más desfavorecidas. Y para ello queremos aprovechar toda nuestra experiencia, energía y recursos para apoyar a todas las personas que se encuentran en peligro. URDA trabaja cada día para ayudar a las personas damnificadas, aliviando su dolor e intentando satisfacer sus necesidades básicas en unos momentos tan dramáticos. El recuerdo de aquella terrible explosión refuerza nuestros lazos con Líbano y sus gentes.
 
 
Aquel 4 de agosto quedará para siempre marcado en el calendario de todos los libaneses y por supuesto de URDA. Tras la explosión nuestros equipos han procurado estar a la altura y han intentado cumplir con su deber con la mayor eficacia posible. En Líbano trabajamos mano a mano con profesionales en el área humanitaria con el objetivo de ayudar a las víctimas y paliar su dolor. Desde aquel terrible 4 de agosto hemos suministrado alimentos, medicinas, equipamiento hospitalario, asistencia sanitaria, apoyo psicosocial y hemos ayudado a reconstruir viviendas. 
 
 
A pesar de todo el dolor que envuelve al Líbano, un país sumido en una profunda crisis económica y sanitaria, en URDA nos esforzamos cada día para renovar nuestro objetivo de luchar por una humanidad unida y en paz. Y también por contribuir a convertir Líbano en un país más justo y más seguro. No dejaremos de trabajar ni un solo día para lograr este objetivo.
Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0,00

Gracias por su interés, en el siguiente botón podrá descargar la guia.

Newsletter

Newsletter

Suscribete y recibe nuestras notificaciones